5 pasos para cerrar ciclos

¿Hay emociones, situaciones, experiencias o personas que quieres liberar con amor y paz en tu corazón para poder iniciar un mejor 2019?

Buda decía que los apegos son la mayor fuente de sufrimiento. Es allí donde necesitamos aprender a amar completamente, darnos plenamente y al mismo tiempo tener la capacidad de dejar ir aquello que ya ha completado un ciclo en nuestra vida.

Existe una tendencia a sentirnos víctimas de las circunstancias cuando creemos que estamos perdiendo algo o alguien. Sin embargo, existe una sabiduría mayor que trae las experiencias que necesitamos para seguir evolucionando y aprendiendo del perdón, la aceptación y el amor. Desde allí recordamos que no somos víctimas de nada ni de nadie. Somos los co-creadores de nuestra vida y podemos elegir los pensamientos y emociones que abrigamos a cada paso.

Para iniciar el año de la mejor manera es esencial soltar las cargas emocionales con paz y gratitud y así poder abrirnos a un nuevo momento con más libertad y apertura en nuestro corazón. Aquí te comparto 5 pasos para cerrar ciclos:

 

Cerrar Ciclos

 

1. Perdonarnos por las equivocaciones y por aquello que pudimos haber hecho diferente. Aquí es donde necesitamos darnos mucho amor y recordar que hacemos lo mejor que podemos con los recursos que tenemos en cada momento. Así mismo, soltar las expectativas que teníamos sobre los demás para poder aceptar la vida como es y no como creemos que debería ser. Lo que resistimos, persiste. Lo que aceptamos, fluye. Perdonar no significa permitir. Significa dejar ir los pensamientos de juicio que nos lastiman y mirar con más compresión.

Desde el corazón podemos decir a las personas que ya cumplieron un ciclo en nuestra vida:

“Gracias por haber sido parte de mi camino. Con amor recibo lo que aprendí de ti. Déjame libre para avanzar y te dejo libre para volar”.

 

2. Agradecer las puertas que se cierran porque nos muestran las personas y lugares que no eran para nosotros. Confiar es avanzar con la certeza de que nuestra vida está siendo guiada por una sabiduría mayor. Una intención poderosa es: “Estoy aprendiendo a confiar incluso cuando no lo entienda”. Cuando nuestra vibración energética cambia, también cambian las personas y lugares con las que vibramos y hay momentos en los que es necesario dejar ir aquello que ya no resuena con nuestro camino.

 

3. Encontrar en la incertidumbre el campo de todas las posibilidades: Al cerrar ciclos muchas veces la mente tiende a imaginar los peores escenarios y ver un futuro atemorizante, lleno de soledad, escasez y dificultades. Es aquí donde necesitamos conectarnos con el campo de todas las posibilidades que nos recuerda que la vida es un libro abierto que tiene maravillosas opciones para nosotros. Me encanta este decreto que dice: “De esto sólo cosas buenas saldrán”. Aunque no sepamos exactamente qué serán, el foco de la mente está receptivo a las bendiciones que están iluminando el camino.

 

4. Centrarnos en el aprendizaje que hay detrás de toda dificultad. Al iniciar el año puedes escribir todo aquello que quieres soltar y luego lo quemas o lo rompes mientras decretas: “Libero esto en amor y luz”. Luego escribes todos los aprendizajes que te dejaron las experiencias vividas, reconociendo que todo lo que sucede es una oportunidad para aprender y crecer.

 

5. Plantearnos nuevos objetivos: Hay propósitos que se habían creado en torno a una persona o una situación, y cuando ya no está es valioso reconstruir aquello que amamos hacer y colocar nuevas intenciones. Quizá hacer un deporte que nos apasiona, dedicar momentos en la naturaleza, frecuentar más a la familia o desarrollar un proyecto laboral. La vida es una obra que se está recreando constantemente. Podemos conectar con nuestra Sabiduría Divina y pedirle que nos muestre hacia donde necesitamos avanzar. Desde allí, permitir que la inspiración traiga nuevas visiones e ideas y poner en acción los propósitos que mueven nuestro corazón.

Puedes utilizar este decreto de poder colocándole todo el poder de la intención:

“Desde la parte más sabia de mi alma libero el dolor del pasado, aprendo y crezco. Bendigo a todos los  seres de mi camino y avanzo hacia un nuevo momento”.

Nuestra vida es la mejor obra de arte que tenemos a cargo y vale la pena vivirla de la mejor manera liberando lo que pesa, agradeciendo lo que tenemos y bendiciendo lo que viene.

 

Por: Gloria Cecilia Ramírez

www.escueladevida.com

@tuescueladevida

Comparte esta información a quién le pueda ser útil. Namaste
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Próximos Eventos

  1. Entrenamiento en Eneagrama
    julio 16 , 8:00 am - agosto 7 , 5:00 pm
  2. Taller Online Brilla
    agosto 8 , 9:00 am - 1:00 pm
  3. Certificación Internacional en Coaching – Virtual
    agosto 26 , 5:30 pm - octubre 3 , 9:00 pm
Ver todos los Eventos